75 años del Colegio Madrid de México: su historia y legado pedagógico y cultural. Número 16 de la revista Transatlántica de educación.

transatlantica-portadaEl pasado 20 de septiembre nos reunimos en el Colegio Madrid para la presentación del número 16 de la revista Transatlántica de educación que edita la Consejería de Educación de España en México. En esta ocasión la revista es un monográfico sobre nuestra institución con el título 75 años del Colegio Madrid de México: su historia y legado pedagógico y cultural, la cual se puede obtener en Trasatlántica de Educación Revista Trasatlántica

La presentación la moderó nuestra directora general Rosa María Catalá, que contó con las palabras de Sandra Lorenzano, escritora y crítica literaria, exalumna y amiga del Colegio, quien hizo memoria de su llegada al Colegio como parte de una familia perseguida de la dictadura argentina, encontrando en México y el Colegio un espacio de libertad sin precedente en su país de origen, donde hasta las calles tienen nombres como Revolución, Insurgentes y Patriotismo. Enrique Cortés de Abajo, Consejero de Educación de España en México, luego de repasar los contenidos de la revista y agradeciendo a los autores, todos miembros de nuestra comunidad, generosamente comentó que a él le hubiera gustado ser alumno de Trasatlánticaeste colegio. Luis Cerdán Ortiz-Quintana, Secretario General de la misma Consejería, también se congratuló de los excelentes resultados de la revista, tanto en sus contenidos como en su dimensión gráfica gracias a las ilustraciones de Juan Palomino y al diseño gráfico de Karina Torres. Ernesto Rico, coordinador del Colegio, encargado de los contenidos y autor, comentó sobre la revista como una recopilación de testimonios de primera mano cargados de emoción y memoria.

Los asistentes: autores, miembros de la Consejería, autoridades y maestros del Colegio, así Trasatlánticacomo alumnos del tercer y quinto semestres del bachillerato-CCH, recibieron algunos ejemplares al contestar preguntas al finalizar la presentación.

La revista está escrita desde la emoción. Es un monográfico sobre el Colegio escrito por algunos de sus protagonistas. Todos los autores, así como las fuentes de que han abrevado, son o han sido, exalumnos, o maestros, o padres de familia, incluso abuelos de alumnos, o varias de estas cosas a la vez. Los textos que se presentan quizás pierden en objetividad, pero sin duda ganan en pasión y compromiso, en gusto y en placer por relatar lo que es uno mismo.

TrasatlánticaLa presentación de la revista “El Colegio Madrid: celebrando 75 años de educación hispanomexicana de calidad” es un generoso texto embajador de España en México, Don Luis Fernández-Cid de las Alas Pumariño, quien reconoce al Colegio como una institución de excelencia educativa heredera de la mejor pedagogía española desde la Institución Libre de Enseñanza.

El texto de Ernesto Rico “El proyecto pedagógico del Colegio Madrid. 75 años construyendo una experiencia educativa” es un recorrido por la historia institucional, pero sobre todo por el proyecto pedagógico centrado desde su origen en la protección y formación de nuestros alumnos.

TrasatlánticaMaría Luisa Capella, quien fuera en la década de los setenta directora de la secundaria y actualmente es miembro de la Junta de Gobierno, en su artículo “El Colegio Madrid: fidelidad a los valores del exilio republicano español en México” nos muestra un Colegio Madrid solidario, primero con las familias exiliadas provenientes de la guerra española, y después con los exilios sudamericanos, siempre con los valores republicanos a flor de piel, para proteger a estos niños cuyas familias eran perseguidas.  El artículo de María Luisa se complementa de manera extraordinaria con el texto redactado por los hermanos Rocío y Ariel Arnal, “El Colegio Madrid, nuestra familia, nuestro hogar. Crecer con las ramas abiertas a muchos cielos”, son dos de esos chicos chilenos que llegaron al Colegio Madrid a mediados de los setenta en situación de mucha vulnerabilidad, y que encontraron en el Madrid la paz y estructura para construir sus vidas.

TrasatlánticaAlicia Martínez Dorado, queridísima maestra de Biología del Colegio, en su artículo “Objetos de memoria”, nos hace una descripción de estos objetos del Colegio Madrid, símbolos de un pasado que queremos siempre recordar porque forma parte de nosotros mismos.

Lourdes Aguilar, en “Docencia e infancia en el Colegio Madrid: siempre preparando para el mañana”, hace un recorrido por la primaria del Colegio a partir de entrevistas a dos de sus directoras, Nina Cervantes y Laura Huéramo, donde da cuenta del cuidado y el amor con el que formamos a nuestros niños.

TrasatlánticaMaría Eugenia Colsa y Aura Zarauz, en su texto “Entre la infancia y la juventud: la Secundaria del Colegio Madrid”, más que una descripción de la secundaria, nos transmiten la pasión de trabajar con chicos en el momento de su transición adolescente y lo crucial de esta etapa en la conformación de su personalidad.

Ana Jiménez, con toda la pasión y gusto por lo que hace, nos muestra un bachillerato con una excelente formación académica, pero, sobre todo, compromiso con el entorno social y ambiental, en su artículo “El bachillerato del Colegio Madrid. Formar jóvenes comprometidos con el conocimiento y la realidad de nuestro planeta.”

Rosa María Catalá en “La enseñanza de Ciencias Naturales y Matemáticas: dos relatos distintos, un mismo sello distintivo del Madrid” relata la gran tradición de la enseñanza de estas disciplinas en el Colegio Madrid, y lo hace, como todos, desde la sabiduría y la sensibilidad de la protagonista, como gran maestra de química, pero sobre todo maestra de maestros.

TrasatlánticaLaura Fronjosá, quien fuera directora en los años ochenta, extraordinaria maestra de filosofía, y actual colaboradora en la formación docente del Colegio. En “Los maestros del Colegio Madrid: la profesionalización docente”, nos muestra a la escuela que aprende, la formación docente y la continua profesionalización de los maestros que hace que el Colegio tenga una de las mejores, quizás la mejor, planta docente de las instituciones de educación básica y media superior de México.

Sabrina Baños y Erandi González, coordinadoras de Cultura Española, nos hablan de la riqueza de vivir y estudiar una cultura diversa y profunda como lo es la española, nos sólo como raíz de México, sino como una expresión contemporánea consistente, poderosa, digna de ser vivida, en su artículo “75 años forjando ciudadanos del mundo”:

captura-de-pantalla-2016-09-26-a-las-7-47-31-a-mPedro Martín, talento joven de las letras mexicanas, participante asiduo de nuestros concursos literarios, quien desarrolló alguno de sus talentos en nuestras aulas, también con mucha emoción, nos relata su experiencia con la palabra en el Colegio Madrid desde la primaria hasta el bachillerato, pasando por el proyecto de alfabetización, mediante su texto “El salón de la palabra: lectura, escritura y lenguaje en el Colegio Madrid.”

TrasatlánticaJorge Trujillo, entrevistando a muchos artistas plásticos, críticos de arte y músicos, exalumnos del Colegio, en su texto “Afinidades al viento: cosmos sin estacas”, trata de entender por qué el Colegio Madrid nutre con tanta eficacia la creatividad de sus alumnos despertando la pasión por el arte y la experiencia estética; y todavía se da tiempo de hacer propuestas para que la enseñanza artística sea mejor hacia el futuro.

Vale la pena hablar de las extraordinarias ilustraciones que presenta la revista, obra de Juan Palomino, por supuesto también ex alumno, con un sello propio de grandísima calidad, por lo que ha sido internacionalmente premiado, que a pesar de que la revista las presenta sin el gran colorido que él maneja, siguen siendo muy, pero muy, potentes.

TrasatlánticaLa revista cierra con el texto “Nuestro tesoro enterrado” de Toño Rosique, famosísimo cronista deportivo, sobre el Colegio Madrid futbolero, quien desde la primera persona y desde la crónica nos muestra algunas estampas de esta pasión futbolera que aqueja a muchos de nosotros en el Colegio Madrid desde siempre.

75 años del Colegio Madrid de México: su historia y su legado pedagógico y cultural está escrito con el corazón en la mano; así, más que textos históricos sobre el Colegio Madrid, presenta testimonios de primera mano, expresados por los actores de esta gran historia.

Compartir en redes sociales

Share to Google Plus
Esta entrada fue publicada en Dirección General, Header. Guarda el enlace permanente.

13 Respuestas a 75 años del Colegio Madrid de México: su historia y legado pedagógico y cultural. Número 16 de la revista Transatlántica de educación.

  1. Circe Montes de Oca dijo:

    Cómo o en dónde podemos obtener un número de la revista?

    Gracias

    • Madrid dijo:

      La revista está disponible solamente en formato digital, que se encuentra en esta publicación. Si desea conseguir una copia impresa, favor de llamar a la Consejería de Educación de España en México para ver si todavía tienen disponibles.

  2. Yolanda Luna Magdaleno dijo:

    Excelente y me trae gratos recuerdos como alumna y maestra VIVA E L MADRID

  3. ARTURO FERNÁNDEZ DOMÍNGUEZ dijo:

    EL “PROYECTO” GENERAL EDUCATIVO, CULTURAL, CIENTÍFICO, SOCIAL, TOLERANTE, LAICO, ETICO DE PROGRESO Y MODERNIDAD DE LA HISTÓRICA “INSTITUCIÓN LIBRE DE ENSEÑANZA” (ILE) -DEL EXILIO REPUBLICANO- PARA EL SIGLO XXI EN ESPAÑA.

    La histórica -liberal, democrática, republicana y socialista- “Institución Libre de Enseñanza” (ILE) del Exilio para el Siglo XXI, y las demás importantes entidades o instituciones educativas, culturales, científicas, sociales y éticas “institucionistas”, como: la Junta para Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas (JAE); la Residencia de Estudiantes y la Residencia de Señoritas de Madrid; el Instituto-Escuela (IE); las Misiones Pedagógicas, etcétera. Todas ellas, de carácter liberal, democrático, republicano, socialista, tolerante, laico y ético, comienzan el Nuevo Año 2016, pronunciándose -públicamente- en favor de la apertura de un nuevo “proceso constituyente” democrático rupturista en España, para: la “proclamación” de la Tercera República española, democrática, federal, progresista, social, educativa, cultural, científica, de modernidad, tolerancia, laicidad y ética, previa aprobación mayoritaria del pueblo español, dueño -otra vez- de su propio destino histórico; y, también, la posterior elaboración, aprobación y promulgación de una nueva Constitución política democrática y social, inspirada y basada en la Constitución republicana española de 1931.

    Todo esto, porque es necesaria, urgente, de derecho y justicia: la “recuperación” definitiva, continuidad y desarrollo de la histórica “Institución Libre de Enseñanza” (ILE) y la Segunda República española, de su “memoria histórica” (historia) y “legado” (herencia) intelectual, social y ético; y, también, la “regeneración” política, económica, social y ética del actual régimen político pseudodemocrático español, franquista, monárquico, católico, autoritario , conservador, inculto, incompetente, antisocial, injusto y corrupto:

    Una “Institución Libre de Enseñanza” (ILE) para el siglo XXI,
    por la Cátedra Libre de Enseñanza “Giner de los Ríos”, del Exilio republicano, socialista e “institucionista” español.

    El “Proyecto” general educativo, cultural, científico, social, tolerante, laico, ético, de progreso y modernidad de la histórica “Institución Libre de Enseñanza” (ILE) del Exilio para el Siglo XXI en España. Su realización constituirá en la práctica el regreso -definitivo- de la misma.

    Comprende las fundaciones (creaciones) de:

    Un Centro de Estudios e Investigación “Francisco Giner de los Ríos”, para la “recuperación” definitiva de la verdadera y completa “memoria histórica” (historia) y del importante “legado” (herencia) intelectual (filosófico-político, educativo, cultural, científico y social) y ético, de carácter liberal, democrático, republicano y socialista, continuidad y desarrollo presente y futuro de las históricas “Institución Libre de Enseñanza” (ILE), Junta para Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas (JAE), Residencia de Estudiantes y la Residencia de Señoritas de Madrid, Instituto-Escuela, Misiones Pedagógicas, etcétera, en la Universidad pública de Andalucía y España. Período histórico: desde sus orígenes hasta la Segunda República y el Exilio. Incluidos también los Colegios de enseñanza y la Universidad del Exilio republicano, socialista e “institucionista” español. Docencia (enseñanza); Formación (cursos, seminarios, coloquios, charlas, etc.); Investigación (tesis, ensayos, artículos, etc.); y Divulgación (publicaciones, conferencias, exposiciones, etc.) universitarias, para el alumnado, profesorado y público en general.

    Un Colegio de Enseñanza (Educación) “Manuel B. Cossío”, en todos los niveles (infantil, primaria, secundaria, bachillerato y COU), inspirado y basado en el “humanista” -liberal, democrático, tolerante, laico, coeducativo, social y ético- “Programa” educativo (pedagógico) original (verdadero) de la histórica “Institución Libre de Enseñanza” (ILE), el Instituto-Escuela, la Segunda República y los Colegios del Exilio republicano, socialista e “institucionista” español, con la adaptación correspondiente a la realidad presente y futura.

    Este “Colegio” será -siempre- nuestra querida pequeña gran “República” educativa, cultural, científica, social y ética. Educación e Instrucción, instruir educando. En conclusión, un “Proyecto” general educativo, cultural, científico, social y ético, del Exilio republicano, socialista e “institucionista” español, para (finalidad) el desarrollo, el progreso, la modernidad, el bienestar y la paz social, en libertad, igualdad, fraternidad (solidaridad), democracia, justicia, tolerancia y ética de la actual y futura España. Un “nuevo florecer de España…” (F. Giner de los Ríos / A. Machado).

    Y, también, una Residencia de Estudiantes universitarios “Alberto Jiménez Fraud” y una Residencia de Señoritas “María de Maeztu Whitney”, inspiradas en: los programas educativos, culturales, científicos y sociales; y, también, en los valores intelectuales y éticos, de tolerancia y laicidad, y el “espíritu” de las históricas Residencia de Estudiantes de Madrid y Residencia de Señoritas.

    Málaga, 14 de Abril de 2017.

    Arturo Fernández Domínguez
    (Hijo del Exilio republicano, socialista e “institucionista” español).

  4. ARTURO FERNÁNDEZ DOMÍNGUEZ dijo:

    EL “COLEGIO MADRID” DE MÉXICO CONMEMORA EL “86 ANIVERSARIO DE LA PROCLAMACIÓN DE LA SEGUNDA REPÚBLICA ESPAÑOLA (1931-2016)”.

    Nuestra enhorabuena y felicitación al “Colegio Madrid” de México del Exilio Republicano español por esta importante “tradición” (todos los años) conmemorativa educativa, que será asumida (incorporada) también por el próximo Colegio hermano “Giner de los Ríos” de España, que se fundará por los familiares descendientes (hijos y nietos) de ese Exilio, amigos y simpatizantes de la histórica -liberal, democrática, republicana y socialista- entidad cultural, educativa, científica, social, tolerante, coeducativa, laica, y ética “Institución Libre de Enseñanza” (ILE).

    ¡¡¡ Vivan el “Colegio Madrid” de México y el Colegio “Giner de los Ríos” de España !!!

    ¡¡¡ Vivan la histórica “Institución Libre de Enseñanza” (ILE) y su hija amada la Segunda República y el Exilio republicano español !!!

    ¡¡¡ Vivan las Repúblicas hermanas de México y España !!!

    Málaga, a 14 de Abril de 2017.

    Arturo Fernández Domínguez
    (Hijo del Exilio republicano, socialista e “institucionista” español. Doctor en Derecho, ex-Profesor Titular de Historia del Derecho Español de la Facultad de Derecho de la Universidad de Málaga (UMA), y Secretario Judicial).

    ———————————————————————————————————————————————————————————————————-

    EL “COLEGIO MADRID” DE MÉXICO Y EL NUEVO PRÓXIMO COLEGIO HERMANO “GINER DE LOS RÍOS” DE ESPAÑA.

    EL “COLEGIO MADRID” DE MÉXICO:

    Historia
    El Colegio Madrid fue fundado en la Ciudad de México en 1941 por el gobierno de la Segunda República Española en el exilio, con el propósito de proteger y formar a una niñez proveniente de la guerra civil, quienes fueron generosamente acogidos por el México cardenista y que con el tiempo se convertiría en una institución mexicano-española.

    A lo largo de las más de siete décadas de existencia, el Colegio Madrid se ha consolidado como una institución de excelencia académica e innovación pedagógica.
    Los directivos y maestros de las primeras generaciones se formaron como docentes y planificadores durante el proyecto educativo de la Segunda República Española (1931-1939), uno de los más ambiciosos e innovadores del siglo XX. Entre sus fundamentos planteaba la dignificación del trabajo docente, la formación integral de niños y jóvenes hacia la ciudadanía y el desarrollo de sus potencialidades por medio de la aplicación de las didácticas más modernas de su tiempo.

    El proyecto pedagógico del Colegio Madrid se basó en los valores republicanos de justicia, equidad y democracia y tuvo como antecedentes directos las ideas de la Escuela Nueva, así como la Institución Libre de Enseñanza y el Instituto Escuela, centros educativos emblemáticos de finales del siglo XIX y principios del XX en España. Estos antecedentes resaltaban la importancia de una educación centrada en el alumno y su formación, de carácter liberal en sus dimensiones política y social, estrictamente laica y hacia una comprensión científica y humanista del mundo.

    ———————————————————————————————————————————————————————————————————-

    EL COLEGIO “GINER DE LOS RÍOS” DE ESPAÑA:

    El Colegio “Giner de los Ríos” de España será fundado -próximamente- en España por los descendientes (hijos y nietos) del Exilio republicano, socialista e “institucionista” español, amigos y simpatizantes de la histórica -liberal, democrática, republicana y socialista- entidad cultural, educativa, científica, social, tolerante, coeducativa, laica, y ética “Institución Libre de Enseñanza” (ILE).

    Este nuevo “Colegio” español constituye parte principal (esencial) del Proyecto general: “Una Institución Libre de Enseñanza (ILE) para el Siglo XXI”, para la “recuperación” definitiva de su verdadera “memoria histórica” (historia) e importante “legado” (herencia) intelectual (cultural, educativa, científica y social) y ética.
    El programa educativo (pedagógico) del Colegio “Giner de los Ríos”de España será el de las históricas “Institución Libre de Enseñanza” (ILE), Instituto-Escuela, Escuela Nueva y los Colegios del Exilio republicano español; y, en última instancia, se basará en los valores liberales, democráticos, republicanos y socialistas, de libertad, democracia, tolerancia, coeducación de sexos y clases sociales, laicidad, ética y paz social.

    Un Cordial Saludo.

    Málaga, a 14 de Abril de 2017.

    Arturo Fernández Domínguez
    (Hijo del Exilio republicano, socialista e “institucionista” español)
    (Doctor en Derecho, exProfesor Titular de Historia del Derecho Español de la Facultad de Derecho de la Universidad de Málaga (UMA), y Secretario Judicial).
    Responder

  5. ARTURO FERNÁNDEZ DOMÍNGUEZ dijo:

    DEL NUEVO COLEGIO “GINER DE LOS RÍOS” DE ESPAÑA (DEL EXILIO REPUBLICANO, SOCIALISTA E “INSTITUCIONISTA” ESPAÑOL) A TODA LA “COMUNIDAD EDUCATIVA” DEL HERMANO “COLEGIO MADRID” DE MÉXICO.

    /// UNA “INSTITUCIÓN LIBRE DE ENSEÑANZA” (ILE) PARA EL SIGLO XXI. ///

    EL NUEVO COLEGIO “GINER DE LOS RÍOS”, DEL EXILIO REPUBLICANO, SOCIALISTA E “INSTITUCIONISTA” ESPAÑOL, QUE SERÁ CREADO -PRÓXIMAMENTE- POR SUS DESCENDIENTES (FAMILIARES), AMIGOS Y SIMPATIZANTES EN ESPAÑA, CONSTITUIRÁ: EL REGRESO -DEFINITIVO- DE DICHO EXILIO A ESPAÑA; Y, TAMBIÉN, LA “RECUPERACIÓN”, DESARROLLO Y CONTINUIDAD PRESENTE Y FUTURA DE LA “MEMORIA HISTÓRICA” (HISTORIA) E IMPORTANTE “LEGADO” (HERENCIA) INTELECTUAL (CULTURAL, EDUCATIVA, CIENTÍFICA Y SOCIAL) Y ÉTICA DE LA HISTÓRICA -LIBERAL, DEMOCRÁTICA, REPUBLICANA Y SOCIALISTA- “INSTITUCIÓN LIBRE DE ENSEÑANZA” (ILE) Y DEMÁS ENTIDADES “INSTITUCIONISTAS”, COMO LA JUNTA PARA AMPLIACIÓN DE ESTUDIOS E INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS (JAE), LA RESIDENCIA DE ESTUDIANTES DE MADRID, EL INSTITUTO-ESCUELA, LAS MISIONES PEDAGÓGICAS, ETCÉTERA.

    DICHO “COLEGIO” SERÁ -EN LA PRÁCTICA- “UNA PEQUEÑA GRAN REPÚBLICA” DEMOCRÁTICA DEL EXILIO ESPAÑOL, EDUCATIVA, CULTURAL, CIENTÍFICA, SOCIAL, ÉTICA, LIBRE, AUTÓNOMA E INDEPENDIENTE DE TODA CONFESIÓN RELIGIOSA, ESCUELA FILOSÓFICA Y PARTIDO POLÍTICO DE LA ACTUAL ESPAÑA “OFICIAL”, FRANQUISTA, MONÁRQUICA Y CATÓLICA, Y SE BASARÁ EN: LOS PRINCIPIOS (FILOSOFÍA); EL PROGRAMA PEDAGÓGICO; LOS FINES (FUNDAMENTALES) EDUCATIVOS; LA ÉTICA; Y, TAMBIÉN, EN EL “ESPÍRITU” DE LA HISTÓRICA -LIBERAL, DEMOCRÁTICA, REPUBLICANA Y SOCIALISTA- “INSTITUCIÓN LIBRE DE ENSEÑANZA(ILE). TENIENDO, TAMBIÉN, MUY PRESENTE O INCORPORANDO: EL ENSAYO PEDAGÓGICO DEL INSTITUTO-ESCUELA; LA REFORMA EDUCATIVA DE LA SEGUNDA REPÚBLICA ESPAÑOLA; Y, LOS COLEGIOS DEL EXILIO REPUBLICANO ESPAÑOL. HECHOS O REALIDADES EDUCATIVAS QUE SE INSPIRARON (BASARON) -EN ÚLTIMA INSTANCIA- EN EL IDEARIO Y PROGRAMA EDUCATIVO (PEDAGÓGICO) ORIGINAL, PROGRESISTA Y MODERNO DE LA“INSTITUCIÓN LIBRE DE ENSEÑANZA” (ILE). TODO ELLO, PARA PROCURAR (FOMENTAR) EL DESARROLLO, EL PROGRESO Y LA MODERNIDAD, EN LIBERTAD, DEMOCRACIA, JUSTICIA, SOLIDARIDAD, BIENESTAR Y PAZ SOCIAL DEL PUEBLO ESPAÑOL, ÚNICO DUEÑO DE SU PROPIO DESTINO HISTÓRICO.

    UNA MODESTA, HONRADA Y ÉTICA NUEVA “OBRA” EDUCATIVA DE PAZ DE LA “INSTITUCIÓN LIBRE DE ENSEÑANZA” (ILE) PARA UNA “NUEVA ESPAÑA” DEMOCRÁTICA, REPUBLICANA, FEDERAL Y SOCIALISTA:
    “RECORDEMOS: NACIDA ESTA CASA AL CALOR DE LA LIBERTAD, AMPARADORA DE TODAS LAS ALMAS, JAMÁS SE HA SENTIDO LLEVADA A ENCENDER LA DISCORDIA… LIBERTAD ESPIRITUAL INTANGIBLE PARA TODOS; PAZ, NO SÓLO PARA LOS BUENOS SINO TAMBIÉN PARA TODOS LOS HOMBRES. Y SI DESDE SU ORIGEN LA INSTITUCIÓN ASÍ LO HA PROCLAMADO Y ASÍ LO HA PROFESADO, AL CUMPLIR SUS CINCUENTA AÑOS, CADA DÍA CON MÁS ANSIAS DE UNIVERSALIDAD HUMANA…”
    (D. MANUEL B. COSSÍO, EN EL “CINCUENTENARIO DE LA INSTITUCIÓN LIBRE DE ENSEÑANZA”, MADRID, 1926).

    /// “La Institución Libre de Enseñanza fue fundada en 1876 por varios catedráticos y auxiliares de la Universidad e Instituto, separados de sus clases a consecuencia de su protesta contra los decretos de Instrucción pública de 1875, atentatorios de la libertad de la cátedra…
    Creóse, y se mantiene, sin subvención alguna oficial, con el solo concurso de la iniciativa particular, mediante acciones y donativos voluntarios, a más de los ingresos de su matrícula y demás servicios.
    Nació y permanece completamente ajena a todo espíritu e interés de comunión religiosa, escuela filosófica o partido político; apartada de apasionamientos y discordias, de cuanto no sea, en suma, la elaboración y la práctica de sus ideales pedagógicos…

    La Institución se propone, ante todo, educar a sus alumnos. Para lograrlo, comienza por asentar, como base primordial, ineludible, el principio de la “reverencia máxima que al niño se debe”. Por eso precisamente no es la Institución, ni puede ser de ningún modo, una escuela de propaganda. Ajena, como se ha dicho, a todo particularismo religioso, filosófico y político, abstiénese en absoluto de perturbar la niñez y la adolescencia, anticipando en ellas la hora de las divisiones humanas. Tiempo queda para que venga este “reino”, y hasta para que sea “desolado”. Quiere, por el contrario, sembrar en la juventud, con la más absoluta libertad, la más austera reserva en la elaboración de sus normas de vida y el respeto más religioso para cuantas sinceras convicciones consagra la Historia.” ///
    (Programa de la “Institución Libre de Enseñanza” (ILE)).

    UN CORDIAL SALUDO.

    MÁLAGA, A 14 DE ABRIL DE 2017.

    ARTURO FERNÁNDEZ DOMÍNGUEZ
    (HIJO DEL EXILIO REPUBLICANO, SOCIALISTA E “INSTITUCIONISTA” ESPAÑOL)
    (DOCTOR EN DERECHO, EXPROFESOR TITULAR DE HISTORIA DEL DERECHO ESPAÑOL DE LA FACULTAD DE DERECHO DE LA UNIVERSIDAD DE MÁLAGA (UMA), Y SECRETARIO JUDICIAL).

  6. ARTURO FERNÁNDEZ DOMÍNGUEZ dijo:

    UNA IMPORTANTE RESPUESTA EMOCIONAL Y “TESTIMONIAL” DE UNA EXILIADA REPUBLICANA ESPAÑOLA A MI CORREO TITULADO: “75 ANIVERSARIO DEL COLEGIO “MADRID” DE MÉXICO: SU HISTORIA Y LEGADO PEDAGÓGICO Y CULTURAL”. ENHORABUENA Y FELICITACIONES.

    MÁLAGA, A 18 DE ABRIL DE 2017.

    ARTURO FERNÁNDEZ DOMÍNGUEZ
    (HIJO DEL EXILIO REPUBLICANO, SOCIALISTA E “INSTITUCIONISTA” ESPAÑOL).

    /// “Emocionada leo este mensaje sobre el Colegio Madrid. Mi hermana Alicia y yo somos alumnas pioneras, exiliadas españolas. Yo entré en el segundo año de primaria el mismo año que abrió sus puertas en Mixcoac.  Mi padre, Profesor Marcial Rodríguez González es el autor de su Himno, y de la letra del Himno de Riego que cantamos los alumnos del Colegio. Estuve presente el día que se conmemoraron los 75 años de su apertura. El Lic. Cuauhtémoc Cárdenas, hijo del General  Lázaro Cárdenas del Rio, el siempre recordado y amado por nosotros los exiliados,  estaba presente acompañándonos. Dicho sea de paso, que mi padre fue Secretario del Gobierno Civil de Málaga cuando estalló la insurrección militar. A principios del año 2015 le hicieron un homenaje en el Conservatorio Superior de Música de Málaga, en donde él estudió. Desde la ciudad de México reciba un cordial saludo. Dra. Gloria Rodríguez de Álvarez.” ///

     
    ___________________________________________________
    Dra. Gloria Rodríguez de Álvarez
    Doctorado en Orientación Psicológica (UIA)
    Hipnoterapia (IHMMP)
    Licenciatura en Historia Universal (UNAM)

  7. ARTURO FERNÁNDEZ DOMÍNGUEZ dijo:

    WEB: “LOQUESOMOS”
    ESPAÑA.

    ARTÍCULO: “¿ CÓMO CELEBRAR LA REPÚBLICA ESPAÑOLA? ”
    16 Abril, 2017. Movimiento por la III República
    Jean Ortiz*. LQSomos. Abril 2017

    El 14 de abril de 1931 la República fue proclamada en España después de que el rey Alfonso XIII, derrotado en las elecciones municipales, abandonara el país.

    Muchedumbres alborozadas bajaron por las calles. Esperaban que «la Niña bonita» cambiara su vida, procediera a la Reforma agraria (una aspiración secular), al reparto de las riquezas, devolviera a los pobres lo que los grandes propietarios, la oligarquía, la Iglesia, les habían robado, que nacionalizara los bancos, las grandes industrias…

    La Segunda República cumplió reformas importantes en lo tocante a ciudadanía, educación, cultura, a salud, legislación del trabajo, derechos de las mujeres, pero tardó en atacarse al muro del dinero y de los privilegios ancestrales. Reprimió incluso motines campesinos que exigían una verdadera Reforma agraria. Pagó muy caro sus tergiversaciones frente a las clases dominantes. Cuando «la izquierda» no cumple sus promesas… En noviembre de 1933, las listas de derechas y de extrema-derecha ganaron las elecciones generales. Comenzaron entonces «dos años negros» de contra-revolución, de restauración oligárquica, de represión, de cierre de numerosas «Casas del pueblo», «Ateneos», de suspensión del salario mínimo, del Estatuto de Cataluña, de la Reforma agraria, de aplastamiento de insurrecciones populares, y en particular de la «Revolución de Asturias» en octubre de 1934.

    El proceso de transformación social solo fue reiniciado por la acción de «los de abajo», los potentes sindicatos anarquistas de la CNT FAI y la socialista UGT (a la que se adhirieron los comunistas minoritarios), por la exigencia común de liberación de los 30.000 presos políticos, por la formación del Frente Popular y la victoria electoral el 16 de febrero de 1936 de sus candidatos. La derecha republicana, muy moderada, daba la impresión de temer más a los «rojos», al pueblo, a las masas anarquistas, que la conspiración fascista en marcha. La República era considerada por una parte de los trabajadores, de los jornaleros como «burguesa». Para otros, a pesar de sus limitaciones, llevaba en sí la esperanza de un porvenir mejor.

    En la réplica al golpe de Estado fascista (de julio de 1936) civil y militar, en el antifascismo, comunistas, socialistas, anarquistas, sencillos republicanos, etc., vertieron su sangre, a pesar de sus conflictos fratricidas. Está bien visto hoy en día reescribir la historia y echar la culpa a esos conflictos dolorosos, de la responsabilidad de la derrota. Es redimir el conjunto de las fuerzas facciosas, la intervención masiva de Hitler y de Mussolini, la culpable «no-intervención» muy intervencionista, la coalición sediciosa: partidos políticos, inspirados por el modelo mussoliniano, falangistas, partidarios de Gil Robles, de la CEDA, de Calvo Sotelo, obispos, banqueros, «terratenientes», oficiales… Es olvidar Guernika, el «plan de aniquilamiento» de la España popular, el «genocidio» (Paul Preston) de clase…

    Los cambios no pretendían establecer una «dictadura estaliniana» en España, o «anarquista», o «el totalitarismo», o «la revolución», como lo repiten hasta la saciedad los historiadores «liberales», sino hacer menos dura la vida, más justa, «democratizar» el país… Ya era insoportable para los pudientes. Los «revisionistas» llevan una batalla muy política en lo que se refiere no solo al pasado, sino sobre todo a los desafíos políticos actuales.

    Para celebrar el 14 de abril de 1931 de modo ofensivo, sin mitificación ni nostalgia excesiva, para celebrar sin restringirse a la dimensión de víctimas, sentimental, de la memoria, hay que luchar con el fin de desenmascarar el revisionismo, militar por un proceso constituyente, por una consulta refrendaría sobre la Tercera República española social, federal (o confederal), para devolver el poder al pueblo, para acabar con la monarquía, para el derecho a la autodeterminación de las « naciones históricas », para una España por fin plural, una España de todas las España(s), etc.

    La guerra de España suscitó tantas pasiones, la memoria conlleva tantos desafíos, que hoy en día todavía más que ayer hay que «conmemorar», por cierto, pero EN PRESENTE. Hay conmemoraciones, llenas de buenas intenciones, que pueden enterrar el sentido bajo la celebración formal.

    * Traducción Rose-Marie Serrano. Publicado en L’Humanité

  8. ARTURO FERNÁNDEZ DOMÍNGUEZ dijo:

    /// “EL CAMBIO REAL EN ESPAÑA SE LLAMA III REPÚBLICA” ///

    “”” LA II REPÚBLICA ESPAÑOLA: Con igual espíritu, se tendieron puentes con las naciones iberoamericanas, ya entonces -como hoy- todas repúblicas. El fruto de ese acercamiento habría de verse no mucho después, aun en situación tan dramática como la del exilio español republicano, el cual aquellos países y sus pueblos acogieron con generosa humanidad.
    Sean estas palabras asimismo, un agradecimiento.”””

    III República – Manifiestos
    Escrito por UCR   
    Domingo, 16 de Abril de 2017 05:53
    Manifiesto de la asociación Unidad Cívica por la República (UCR), abril de 2017

    Conciudadanas, conciudadanos:

    En torno a la fecha memorable del 14 de abril, la asociación UCR rendimos tributo a la proclamación de la II República española, acompañándoos en ello a miles y miles en todo el país y también allende las fronteras. Un tributo de verdad, justicia y reparación, para el momento histórico en que el pueblo, en esta tierra, ha sido más dueño de sus destinos. Hablamos, por supuesto, de la República. Un momento el cual ha de volver, y volveremos.

    En tan poco tiempo, nunca se vio en España tamaño avance social y cultural, como con la República del 14 de abril.

    Conquistaron las mujeres derechos esenciales, incluido el voto. La clase obrera ganó un poder como nunca antes, y tampoco luego, de la República. Por ejemplo, un estuquista llegó a Presidente del Gobierno en esos años. No ha vuelto a darse en nuestro país.

    Respiraron las naciones de una España en común acuerdo, sin yugo centralista, ni el de las oligarquías locales; retrocedían conforme auroraba un federalismo de raíz fraterna.

    Con igual espíritu, se tendieron puentes con las naciones iberoamericanas, ya entonces -como hoy- todas repúblicas. El fruto de ese acercamiento habría de verse no mucho después, aun en situación tan dramática como la del exilio español republicano, el cual aquellos países y sus pueblos acogieron con generosa humanidad.
    Sean estas palabras asimismo, un agradecimiento.

    Con la II República, florecieron las artes, las ciencias y el pensamiento. Una edad dorada de la cultura.

    No hablamos, empero, de una arcadia: conflictos hubo, disputas, momentos graves en la política, y alguno en el orden público. Mas la República proporcionó, en un tiempo áspero -como otro ahora vivimos- el marco mejor de convivencia democrática de la época. Unas reglas de juego justas. Por eso hubieron de destruirla, criminalmente, los ventajistas de cualquier laya, los amigos de lo ajeno, el expolio, el fascismo…

    No fue culpa de la República: fueron quienes, desde siempre, desde siglos atrás, se han negado por sistema, a que todos y todas podamos compartir los dones de la vida, del trabajo, de la salud y la dicha. De la felicidad. El compartir…

    Hoy como ayer, la República lo significa. No es un problema de Gobierno cuanto tiene España: es de Estado; de construcción de un Estado social digno de tal nombre. Capaz de ser, en Democracia, el común que nos arrope y ampare.

    En este día, reivindicamos una III República federal, laica, participativa y solidaria, como vía imprescindible para alcanzar las soluciones de los problemas de fondo que atenazan a la colectividad; la convivencia, el bienestar de un país, que principia por quienes, en su diversidad, lo habitan. Lo habitamos.

    Para todos, el cambio real y hacia mejor se llama III República.

    Somos activistas. En nuestra asociación -dicho sea con el debido respeto para aquellas organizaciones que en función de su estructura, los necesitan- no tenemos liberados, ni cargos retribuidos. Hay militantes de distintos partidos, sindicatos, colectivos y otras asociaciones. Y desde ahí, desde esa multiplicidad sinérgica, afirmamos con voz igual de clara: no está separado; no hay ninguna muralla que deslinde la labor a pie de calle, del trabajar también diaria y políticamente por una casa de todos y para todos, la III República española y federal.

    Con sus vigas maestras, ejes constituyentes, contenidos. Por ejemplo: planificación económica merced a sectores estratégicos de titularidad pública; la economía participativa, y la Democracia igual, a todos los niveles. Los derechos sociales, federales y medioambientales, garantizados por una nueva Constitución republicana. Igualdad de Género efectiva y afirmada asimismo en la nueva Constitución. Seguridad, dentro de ella, para la actividad de los partidos y sindicatos. Pluralidad. Políticas estatales de paz, con unas Fuerzas Armadas al servicio siempre de la República. Del pueblo y su defensa. No al de órganos antidemocráticos y neocoloniales.

    Con ello, y un Estado que será laico desde el respeto, por ley, a la libertad de conciencia y confesión, la III República -federada en modo voluntario- significará la soberanía verdadera de nuestro país.

    También hoy, en honor a la Democracia y quienes dieron su vida por ella, exigimos el fin de la impunidad del franquismo. El completo, definitivo, de curso legal… fin de la impunidad del franquismo, con la anulación de sus sentencias criminales y decretos que condicionan, aún hoy y de manera nefasta, los pilares de nuestro orden constitucional.

    Y es ahí donde asienta la actual Monarquía española. Con origen franquista. Y por su concepción patrimonial del Estado, confusión de lo público y lo particular, un mal ejemplo visible, el cual va calando en toda la estructura de la sociedad.

    No ha de extrañarnos pues la escandalosa corrupción. Y a su través, la precariedad, la pobreza, la quiebra. A fin de superarlo, la Monarquía debe ser abolida en España, tan inexorable como democráticamente. Resulta algo imprescindible, si cuanto se quiere es regenerar en serio nuestro país.

    A la tarea, decisiva, animamos a todas las personas de bien; a las fuerzas laborales, políticas, culturales… A la ciudadanía. A la nación. Al pueblo.

    Hacen falta urnas libres las cuales, de una vez por todas, remuevan ese obstáculo medieval, la Monarquía, abriendo así el camino -nunca fácil, pero que recorreremos juntos- hacia la vida digna, la justicia y la paz en nuestra tierra.

    A ello contribuirá sin duda la III República.

    ¡VIVA EL 14 DE ABRIL! ¡VIVA LA REPÚBLICA!

  9. ARTURO FERNÁNDEZ DOMÍNGUEZ dijo:

    /// “EL LEGADO PERDIDO DE LA INSTITUCIÓN LIBRE DE ENSEÑANZA.”
    (ESTADO ACTUAL DE LA CUESTIÓN).” ///
    Publicado en octubre 29, 2013 por Redacción

    La actual Residencia de Estudiantes no guarda el espíritu de la
    antigua ILE. Foto / Isabel Permuy.

    Por SERGIO C. FANJUL / Periodista. En 1876 un grupo de catedráticosuniversitarios, encabezado por Francisco Giner de los Ríos y en el que se encontraban Gumersindo de Azcárate o Nicolás Salmerón, se apartaron de la Universidad Central de Madrid, en defensa de la libertad de cátedra, y se negaron a aceptar los dogmas religiosos, políticos o morales establecidos. Fue el origen de la Institución Libre de Enseñanza (ILE), que empezó con el objetivo de formar a los universitarios de forma científica y laica al margen del Estado, pero que acabó ocupándose de la educación desde primaria, pues había que empezar desde la raíz para formar a ciudadanos libres y demócratas, siguiendo la senda del krausismo. La influencia de los institucionistas fue decisiva en los avances sociales de su época y en el advenimiento de la “República de las Letras” (1931-1936).

    La aventura regeneracionista de la ILE acabó con la Guerra Civil y el triunfo del franquismo, pero, a partir de la Transición, su regreso vino por la vía oficial con los Gobiernos del PSOE, que volvieron a abrir la Residencia de Estudiantes, gestionada por la Fundación Giner de los Ríos. Pero muchas de las personas que durante la dictadura mantuvieron vivo el espíritu de la ILE, sobre todo descendientes de destacados institucionistas, son muy críticos con estos herederos oficiales, a quienes consideran unos impostores. Los acusan de pervertir la memoria de la ILE y de la Residencia, destruir el patrimonio de estas instituciones, restringir el acceso a los archivos a solo unos pocos privilegiados y, en definitiva, gestionar desde hace treinta años estos organismos de manera poco transparente.

    “Pseudoinstitucionistas” en un cortijo
    Si hoy en día alguien nombra la Residencia de Estudiantes lo primero que se le viene a uno a la cabeza son los tiempos heroicos de los célebres Federico García Lorca, Salvador Dalí o Luis Buñuel, convertidos en verdaderos mitos. Desde este organismo se han encargado bien de que así sea a través de numerosos eventos y exposiciones, pero algunos se quejan de que la Residencia fue mucho más.

    La Residencia fue fundada en 1910 por la Junta para la Ampliación de Estudios (que se ocupaba de promover la investigación y educación científica en España) como un complemento a la educación universitaria, siguiendo las ideas de la ILE, y llegó a ser uno de los centros neurálgicos en los que se desarrolló la llamada Edad de Plata de las ciencias y las letras españolas, época de florecimiento intelectual que podría enmarcarse entre el desastre del 1898 y el comienzo de la Guerra Civil.

    El cardiólogo Luis Calandre, que tenía estrecha relación con Santiago Ramón y Cajal, fue médico de la Residencia y de la Junta de Ampliación de Estudios. Hoy, su nieta Cristina Calandre es una de las voces más críticas con la supuesta manipulación de la actual Residencia. “Los verdaderos protagonistas de la Residencia no fueron los poetas y artistas como Lorca y compañía, que tenían apenas dieciocho años, sino los científicos, hombres ya en la treintena que estaban en la cumbre de sus carreras. En la Residencia, por ejemplo, estaban los laboratorios donde se hacían las prácticas de las clases de Ramón y Cajal, pues no había espacio suficiente en la Universidad Central”, explica.

    “Yo estudié a mi abuelo”, continúa Calandre, “y detecté en los documentos que había sido delegado de la Junta de Ampliación de Estudios durante la guerra y no aparecía en ningún estudio ni informe del CSIC. Esto llamó mi atención y fui tirando del hilo, descubrí qué paso en la guerra, qué hubo en la Residencia”. Lo que descubrió Cristina Calandre fue la existencia de un hospital de carabineros, de un refugio y de una plaga de malaria en la capital que fue combatida, con éxito, desde este hospital. “Pero esto se silencia, solo se habla de los poetas”, se queja Calandre, “y mientras tanto se ha ocultado patrimonio, como el refugio antiaéreo subterráneo que se cavó en 1937, durante la guerra, y se han talado los chopos centenarios de la colina”.

    Desde el final de la guerra la Residencia y todos los edificios de la Colina de los Chopos fueron confiscados y utilizados por el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) para diferentes fines. Ya bien consolidada la democracia, en 1986, siendo ministro de Cultura Javier Solana, la Residencia de Estudiantes se reconstituyó, pero a juicio de muchas personas que mantienen el espíritu de aquellos maestros, como Cristina Calandre, viene siendo regida desde entonces por “pseudoinstitucionistas”. “No tiene nada que ver con la idea original”, dice: “antes era un lugar donde los buenos estudiantes recibían becas para formarse, ahora tiene un enfoque más elitista, centrado en las exposiciones, conferencias y en albergar a los investigadores que ellos quieren. De la Residencia original dirigida por Jiménez Fraud hemos pasado a una con un patronato formado por grandes multinacionales, entre otras fundaciones, y coronada por la monarquía (Felipe de Borbón preside el patronato), cuando la esencia de la ILE era republicana”.

    Respecto a la falta de transparencia y a la dificultad para acceder a los archivos de la Residencia se pronunció el columnista y crítico literario Manuel Rodríguez Rivero en el suplemento Babelia de El País del 31 de julio de 2010, en el fragmento que se reproduce a continuación. “Además de los actos programados [para la fiesta veraniega anual], sería bueno que la conmemoración sirviera para modificar inercias y facilitar el acceso de los investigadores a los archivos de la Residencia. El nihil obstat para las solicitudes de investigar en sus fondos se hace a menudo esperar demasiado o, lo que es más grave, depende de criterios arbitrarios, lo que podría hacer pensar a los afectados que los responsables de la institución actúan como propietarios de un cortijo (tú puedes venir a cazar, tú no puedes venir a cazar). Desde hace años -que yo recuerde, desde la puesta en marcha del archivo virtual de la Edad de Plata, financiado por la Fundación Botín a finales del milenio anterior- no se hace público un catálogo actualizado (el anterior lo guardo como oro en paño) de los archivos adquiridos o depositados, ni se ha incrementado el número de documentos digitalizados al alcance del público. Y eso que se han incorporado muchos legados (originales y copias): desde los de Juan Marichal y Solita Salinas a los de Alejandro Sawa (muy goloso), Rodolfo Halffter o Bosch Gimpera. Ya sé que, tradicionalmente, las críticas a la gestión de la Resi no son bien recibidas por sus directivos. Pero, a pesar de todo, ofrezco gratis et amore un lema para (el resto) del centenario: Residencia, transparencia”.

    “La Residencia ha ido recopilando documentos de todo lo relacionado con el primer tercio del siglo XX, la Edad de Plata, incluidas cosas de mi abuelo”, explica Pilar Altamira, nieta del jurista e historiador Rafael Altamira, “pero después de tener todo y hacernos emocionarnos a muchos que entregamos nuestro archivo, no se cumplió nada de lo prometido. Se iban a hacer publicaciones, congresos, epistolarios, etc., pero luego no se ha hecho nada. Lo tienen allí solo para que accedan sus amistades y luzca en sus publicaciones”.

    Como señala en la citada columna Rodríguez Rivero, la Residencia (y otros organismos afines) lleva gobernada sin pausa desde hace casi treinta años por el mismo grupo de personas, entre los que destacan José García Velasco o Alicia Gómez Navarro, “un equipo directivo que, con una u otra cara (la anterior sigue disponiendo de habitación reservada y mando en plaza), se perpetúa contra viento y marea desde 1986”.

    El Tribunal de Cuentas detecta irregularidades
    Respecto a la gestión de la Residencia también se ha pronunciado el Tribunal de Cuentas, de lo que dio cuenta el diario La Razón el 2 de abril de este año. El Tribunal encontró irregularidades en la adjudicación de algunos de los contratos más importantes a la Fundación Giner de los Ríos, en concreto nueve contratos por valor de 806.267 euros entre 2005 y 2009. Explica el periódico que, según el informe del Tribunal, “la Giner es una fundación privada de cuyo patronato formaban parte la directora de la Residencia, el director honorario y la directora de I+D de la Residencia con la que ésta colaboraba frecuentemente. Pero, además, añade que en los citados contratos ‘la adjudicación fue directa, sin la concurrencia de otros candidatos, siendo los criterios empleados la continuidad de los trabajos a realizar y la especialización de la empresa en el ámbito de la realización de trabajos editoriales’”.

    La Fundación Giner de los Ríos, que supuestamente sigue la tradición de la ILE y publica actualmente su boletín, también es objeto de muchas críticas por la destrucción del recinto original de la Institución, en el madrileño paseo del General Martínez Campos 14, aunque la Fundación lo llama “rehabilitación y ampliación de su sede”, comenzada en 2008. “La Fundación, con García Velasco como secretario, una persona muy hábil para sacar dinero y pactar con unos y con otros, pensó en hacer aquí un vivero de fundaciones, con varias fundaciones amigas y salas de exposiciones, etc.”, explica Teresa Jiménez-Landi, otra descendiente de un ilustre institucionista y autora del libro Dos pabellones emblemáticos de la Institución Libre de Enseñanza.

    Según observa Teresa, durante las obras se han destruido parte de los jardines con patios escolares históricos, la acacia centenaria que habían mantenido los institucionalistas y dos pabellones escolares históricos del arquitecto Bernardo Giner de los Ríos, “aunque no han podido tocar la fachada de la casa de Giner de los Ríos, por la protección ministerial, pero la han reformado entera por dentro, modificando los techos y los suelos”, explica. “No se entiende cómo la Fundación Giner de los Ríos, cuya misión es proteger el legado de la Institución Libre de Enseñanza, ha llegado a destruirlo. Hoy, si te asomas a la obras, solo se ve un bosque de columnas”.

    Teresa Jiménez-Landi fue durante veintidós años documentalista de la ILE y fue despedida precisamente por criticar esas obras (ver ATLÁNTICA XXII número 1).
    Esta revista ha tratado en numerosas ocasiones de contactar con la Residencia de Estudiantes y conocer su versión de los hechos que se relatan en este reportaje, sin ningún éxito. Sus responsables de comunicación se limitan a no dar “ningún crédito” a las opiniones críticas.

    PUBLICADO EN REVISTA “ATLÁNTICA XXII”, Nº 27, JULIO DE 2013.

  10. ARTURO FERNÁNDEZ DOMÍNGUEZ dijo:

    /// LA REPÚBLICA ES NECESARIA Y URGENTE EN ESPAÑA ///

    MÁLAGA, 23 DE ABRIL DE 2017.

    ARTURO FERNÁNDEZ DOMÍNGUEZ
    (HIJO DEL EXILIO REPUBLICANO, SOCIALISTA E “INSTITUCIONISTA” ESPAÑOL).

    “LA REPÚBLICA ES POSIBLE”

    III República – III República

    Escrito por Víctor Arrogante   

    Domingo, 23 de Abril de 2017 00:00

    Poneos al Servicio de la República. ¡Por un nuevo Abril en el que el pueblo tome su destino en sus propias manos! ¡Viva la República! Así termina el comunicado del “Colectivo Al Servicio de la República” que retomo como propio y amplio. No solo se abrieron las alamedas para construir una nueva sociedad democrática, sino que las voluntades se comprometieron en promover la justicia social, la igualdad y la solidaridad. Sólo el fascismo asesino, que desde el principio puso todo su poderío con la ayuda internacional y el Vaticano, truncaron tantas vidas, ilusiones y esperanza, como el pueblo puso aquel 14 de abril hace 86 años. Ahora los claveles rojos, amarillos y malvas, vuelven a soltar su fragancia y con ella nuevos bríos para recuperar la República, por dignidad y decencia.

    Abril es un símbolo. “El triunfo de un pueblo sobre la oligarquía, una mañana en la que las amplias avenidas se llenaron de ilusión y esperanza en el futuro”. El régimen franquista, que todavía vemos como colea, pretendió eliminar, a su etilo, el 14 de abril, ignorar la fecha, “apartarla del imaginario colectivo”; pero ha llegado la hora de que en las Cortes y en las calles atruene la voz de la República. La que nos arrebataron, la del pueblo, la que se construye día a día con el esfuerzo y el trabajo; la que representa simbólicamente el triunfo popular, la independencia de poderes ajenos, la soberanía plena sobre nuestro destino como pueblo y los límites de nuestros sueños, la República, la que sólo puede construirse sobre la derrota de la impunidad franquista que es la base de todo el tinglado actual”. El actual régimen es ilegítimo de origen y la república un proyecto de convivencia irrenunciable.

    El líder de Podemos, Pablo Iglesias, defiende, la pervivencia de los valores como democracia, soberanía, plurinacionalidad e igualdad. La vigencia de los valores del régimen político que puso fin a la monarquía de Alfonso XIII. Iglesias defiende recuperar aquel espíritu republicano no desde la nostalgia o los símbolos, sino “como una caja de herramientas para pensar un país mejor, con instituciones libres de la trama corrupta, que se ocupen de la gente”. La visión republicana de Podemos que sostiene su secretario general, no se limita a pretender cambiar una bandera por otra o querer que el Jefe o Jefa del Estado lo elija la gente. Somos republicanos, dice, porque somos demócratas y patriotas y porque entendemos que nuestra patria no es ni una bandera ni una marca ni una sola nación, sino la res publica, el bien común, el procumún”. Todo es válido, pero con una República como aquella Segunda fusilada.

    Es cierto que la defensa de la República no debe implicar solo una mirada al pasado, sino una apuesta por un futuro en una sociedad democrática; y no hay democracia sin república: “sin soberanía, plurinacionalidad, igualdad entre mujeres y hombres, educación pública, sanidad pública, tribunales independientes, política exterior de paz, progreso, re-industrialización, desarrollo sostenible, defensa del mundo rural, derechos sociales y laborales”, una República federal y laica.

    Alberto Garzón prefiere “una república de derechas a una monarquía que no puedo elegir“; cree que en España hay una democracia procedimental, pero no real, y que la abdicación del rey “se aceleró” para salvar a la troika y reforzar el capitalismo. Lo cierto es que “el pecado original quedó grabado en la Constitución y sellado por un pacto de las élites para perpetuar el espíritu nacionaldel franquismo”. En España no hubo ruptura, no tuvimos nuestra Revolución de los claveles y todo resultó ser una Transición controlada por las fuerzas vivas del régimen, con la aquiescencia del PSOE, el PCE y otras fuerzas nacionalistas.

    Advertisement
    Reclamamos la República como el modelo de Estado más democrático, ya que la Monarquía, por mucho que sus defensores afirmen que fue legitimada en el Referéndum de 1978, no fue votada por los españoles, fue un trágala, revestido de legalización de derechos civiles y ciudadanos constitucionales, hoy de nuevo en peligro. Los españoles votamos el texto constitucional, no el modelo de Estado. O monarquía o no había Constitución. Se aceptó la voluntad de Franco en la Jefatura del Estado, no se puso en cuestión su testamento. Ha llegado el momento en que la ciudadanía española ejerzamos el derecho de elección de modelo de Estado que queremos, que se nos hurtó en pos de la paz de los muertos que siguen en las cunetas.Podemos no participa decididamente en la implantación de la República e Izquierda Unida, compartiendo el objetivo y los valores de izquierda y republicanos, no está abiertamente por la labor. El PSOE ni esta ni se le espera. Frente a esta situación, la ruptura, la que no fue posible en 1975, construida sobre bases claras. Hemos de reagruparnos en torno a la República como objetivo irrenunciable y construir la estrategia de acción sobre las debilidades del régimen actual que son muchas.

    Los republicanos y republicanas, debemos agruparnos. Forzar una alianza por la ruptura y eso sólo se logra políticamente luchando en todos los frentes posibles. El principal problema que encontramos en esta lucha es la falta de visibilidad pública en los medios de comunicación, al servicio del Sistema, algo previsible por que el republicanismo democrático y la lucha contra la impunidad del franquismo y la monarquía su heredera. Hay ideas, objetivos y estrategia, falta organización, recursos y medios de comunicación que sirvan de altavoz para difundir el compromiso republicano.

    Soy republicano, por una cuestión de racionalidad y de comunión con los ideales republicanos de Libertad (de expresión, de culto, de sindicación y de todo aquello que no perjudique a los otros), de Igualdad (ante la ley, de voto, por sexo y de oportunidades) y de Fraternidad (solidaridad, ayuda mutua y familiar) y la Laicidad que también comparto.

    El sistema neoliberal que gobierna en España tiene pánico a la Tercera República, a la Memoria Histórica y a dar la palabra a la ciudadanía, a que el pueblo hable, a que el pueblo decida, que ensanchemos la democracia y pongamos fin a la monarquía impuesta por el dictador en la persona de Juan Carlos I, sustituido por la herencia de sangre por su hijo Felipe VI, todo un atentado contra la razón humana, que nos retrotrae al feudalismo y vasallaje más rancio de nuestra historia.

    La lucha por la Tercera República la lanzó Fernando Valera, último presidente del gobierno republicano en el exilio, en julio de 1977 en su último mensaje: “hasta aquí hemos resistido sin renunciar nunca, la Segunda ha caído, ¡Viva la Tercera!”. La lucha sigue siendo necesaria, sin renuncias. La República es posible.
     
    Víctor Arrogante es profesor y columnista
    ________________
    Fuente: El Plural

  11. ARTURO FERNÁNDEZ DOMÍNGUEZ dijo:

    /// UNA EDUCACIÓN PARA EL SIGLO XXI: LA “INSTITUCIÓN LIBRE DE ENSEÑANZA” (ILE). ///

    UN “PROYECTO” GENERAL EDUCATIVO, CULTURAL, CIENTÍFICO, SOCIAL, TOLERANTE, LAICO, ETICO DE PROGRESO Y MODERNIDAD DE LA HISTÓRICA “INSTITUCIÓN LIBRE DE ENSEÑANZA” (ILE) -DEL EXILIO REPUBLICANO- PARA EL SIGLO XXI EN ESPAÑA

    La histórica -liberal, democrática, republicana y socialista- “Institución Libre de Enseñanza” (ILE) del Exilio para el Siglo XXI, y las demás importantes entidades o instituciones educativas, culturales, científicas, sociales y éticas “institucionistas”, como: la Junta para Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas (JAE); la Residencia de Estudiantes y la Residencia de Señoritas de Madrid; el Instituto-Escuela (IE); las Misiones Pedagógicas, etcétera. Todas ellas, de carácter liberal, democrático, republicano, socialista, tolerante, laico y ético, se pronuncian -públicamente- en favor de la apertura de un nuevo “proceso constituyente” democrático rupturista en España, para: la “proclamación” de la Tercera República española, democrática, federal, progresista, social, educativa, cultural, científica, de modernidad, tolerancia, laicidad y ética, previa aprobación mayoritaria del pueblo español, dueño -otra vez- de su propio destino histórico; y, también, la posterior elaboración, aprobación y promulgación de una nueva Constitución política democrática y social, inspirada y basada en la Constitución republicana española de 1931.

    Todo esto, porque es necesaria, urgente, de derecho y justicia: la “recuperación” definitiva, continuidad y desarrollo de la histórica “Institución Libre de Enseñanza” (ILE) y la Segunda República española, de su “memoria histórica” (historia) y “legado” (herencia) intelectual, social y ético; y, también, la “regeneración” política, económica, social y ética del actual régimen político pseudodemocrático español, franquista, monárquico, católico, autoritario , conservador, inculto, incompetente, antisocial, injusto y corrupto.

    Una “Institución Libre de Enseñanza” (ILE) para el siglo XXI -por la Cátedra Libre de Enseñanza “Giner de los Ríos”- del Exilio republicano, socialista e “institucionista” español.

    El “Proyecto” general educativo, cultural, científico, social, tolerante, laico, ético, de progreso y modernidad de la histórica “Institución Libre de Enseñanza” (ILE) del Exilio para el Siglo XXI en España. Su realización constituirá en la práctica el regreso -definitivo- de la misma.

    Comprende las fundaciones (creaciones) de:

    Un Centro de Estudios e Investigación “Francisco Giner de los Ríos”, para la “recuperación” definitiva de la verdadera y completa “memoria histórica” (historia) y del importante “legado” (herencia) intelectual (filosófico-político, educativo, cultural, científico y social) y ético, de carácter liberal, democrático, republicano y socialista, continuidad y desarrollo presente y futuro de las históricas “Institución Libre de Enseñanza” (ILE), Junta para Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas (JAE), Residencia de Estudiantes y la Residencia de Señoritas de Madrid, Instituto-Escuela, Misiones Pedagógicas, etcétera, en la Universidad pública de Andalucía y España. Período histórico: desde sus orígenes hasta la Segunda República y el Exilio. Incluidos también los Colegios de enseñanza y la Universidad del Exilio republicano, socialista e “institucionista” español. Docencia (enseñanza); Formación (cursos, seminarios, coloquios, charlas, etc.); Investigación (tesis, ensayos, artículos, etc.); y Divulgación (publicaciones, conferencias, exposiciones, etc.) universitarias, para el alumnado, profesorado y público en general.

    Un Colegio de Enseñanza (Educación) “Manuel B. Cossío”, en todos los niveles (infantil, primaria, secundaria, bachillerato y COU), inspirado y basado en el “humanista” -liberal, democrático, tolerante, laico, coeducativo, social y ético- “Programa” educativo (pedagógico) original (verdadero) de la histórica “Institución Libre de Enseñanza” (ILE), el Instituto-Escuela, la Segunda República y los Colegios del Exilio republicano, socialista e “institucionista” español, con la adaptación correspondiente a la realidad presente y futura.

    Este “Colegio” será -siempre- nuestra querida pequeña gran “República” educativa, cultural, científica, social y ética. Educación e Instrucción, instruir educando. En conclusión, un “Proyecto” general educativo, cultural, científico, social y ético, del Exilio republicano, socialista e “institucionista” español, para (finalidad) el desarrollo, el progreso, la modernidad, el bienestar y la paz social, en libertad, igualdad, fraternidad (solidaridad), democracia, justicia, tolerancia y ética de la actual y futura España. Un “nuevo florecer de España…” (F. Giner de los Ríos / A. Machado).

    Y, también, una Residencia de Estudiantes universitarios “Alberto Jiménez Fraud” y una Residencia de Señoritas “María de Maeztu Whitney”, inspiradas en: los programas educativos, culturales, científicos y sociales; y, también, en los valores intelectuales y éticos, de tolerancia y laicidad, y el “espíritu” de las históricas Residencia de Estudiantes de Madrid y Residencia de Señoritas.

    Málaga, 14 de Abril de 2017.

    Arturo Fernández Domínguez
    (Hijo del Exilio republicano, socialista e “institucionista” español).

  12. ARTURO FERNÁNDEZ DOMÍNGUEZ dijo:

    /// DON FRANCISCO GINER DE LOS RÍOS Y LA HISTÓRICA, EXILIADA REPUBLICANA, “INSTITUCIÓN LIBRE DE ENSEÑANZA” (ILE) SEGUIRÍAN RECLAMANDO -ACTUALMENTE- “UN PUEBLO ADULTO” PARA UN “NUEVO FLORECER DE ESPAÑA” EN LIBERTAD, IGUALDAD Y FRATERNIDAD, DEMOCRACIA, DERECHO, JUSTICIA, SOLIDARIDAD, EDUCACIÓN, CULTURA Y ÉTICA. ///

    MÁLAGA, A 11 DE MAYO DE 2017.

    ARTURO FERNÁNDEZ DOMÍNGUEZ
    (HIJO DEL EXILIO REPUBLICANO, SOCIALISTA E “INSTITUCIONISTA” ESPAÑOL)
    (DOCTOR EN DERECHO, EXPROFESOR TITULAR DE HISTORIA DEL DERECHO ESPAÑOL DE LA FACULTAD DE DERECHO DE LA UNIVERSIDAD DE MÁLAGA, Y SECRETARIO JUDICIAL).

    ————————————————————————————–

    “GINER SEGUIRÍA RECLAMANDO UN PUEBLO ADULTO”

    Publicado el agosto 6, 2015

    Rafael Asín Vergara / Historiador y profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha.

    Que el centenario este año del fallecimiento de Francisco Giner de los Ríos haya pasado casi desapercibido en España indica paradójicamente la vigencia de su pensamiento y de su ejemplo moral. Su influencia entre los intelectuales y políticos progresistas de los siglos XIX y XX fue enorme, pero muchos de los retos que planteaba para la sociedad española siguen pendientes.

    Cien años ya de la muerte de Francisco Giner de los Ríos, el fundador de la Institución Libre de Enseñanza y uno de los representantes de lo mejor de nuestra cultura y nuestra sociedad. Era un 18 de febrero y a la falta de luz del invierno se sumó una gran sensación de desaliento y de tristeza. Se había ido el referente moral más importante del último medio siglo. Antonio Machado lo explicaba en un poema que todos recordamos:

    Como se fue el maestro, / la luz de esta mañana / me dijo: Van tres días / que mi hermano Francisco no trabaja. / ¿Murió?… Solo sabemos / que se nos fue por una senda clara, / diciéndonos: Hacedme / un duelo de labores y esperanzas. / …
    … / Vivid, la vida sigue, / los muertos mueren y las sombras pasan, / lleva quien deja y vive el que ha vivido. / ¡Yunques, sonad; enmudeced, campanas! / …

    Dolor sí pero también impulso para seguir la senda del trabajo iniciado y completarlo. Machado quiere teñir la melancolía de esperanza y elegir para el maestro un cielo laico, un lugar de descanso vigilante en el lugar en el que “un día soñaba un nuevo florecer de España”.

    Obligar a pensar
    Esa orfandaz dejó un poso profundo en todos los alientos que habían trabajado en aquellos proyectos que Giner impulsaba y que fueron el germen de lo mejor de nuestra vida colectiva. Tras el entierro dirá Castillejo que “es muy difícil acostumbrarse a carecer del calor de aquella llama viva”. Y sus amigos (Cossío, Azcárate, Rubio, Jiménez Frau), discípulos y miembros de las generaciones del 98 y del 14 (Machado, Unamuno, Azorín, Azaña, Ortega), que habían asistido a su entierro, volvieron cabizbajos y en silencio. Terminaba una etapa donde siempre contaron con su tremenda fuerza, con su serenidad y con su aliento.

    Lo que significaba tenerlo en la batalla lo expresa Joaquín Costa en una carta del 11 de enero de 1878: “Usted que posee el don de consejo…”. Ortega confiesa que “ha sido don Francisco Giner el único manantial de entusiasmo que hemos hallado en nuestro camino” y hasta Emilia Pardo Bazán, profundamente creyente, reconocía que aunque sus ideas fuesen muy diferentes “su alegría era la de un franciscano de los primeros tiempos, al cual la desgracia de los nuestros hizo un heterodoxo”. Unamuno, al que Giner definió como un “agitador de espíritus”, lo recordó como el hombre que “inquiría, preguntaba, objetaba, obligándonos a pensar”. Un poco huérfanos, todos ellos comprendieron que construir un país moderno e instruido donde tuvieran su lugar los hombres libres seguía siendo su mejor tarea pendiente.

    Actualidad sarcástica
    Este hombre singular había nacido en Ronda (Málaga) en 1839 y se mudó a Madrid para hacer el doctorado. Encontró su vocación y sus maestros, Fernando de Castro y Julián Sanz del Rio, y alimentó sus ideales con la influencia krausista con la que supieron impregnarlos: tolerancia, razón, ciencia e integridad moral que condujeron su compromiso social y ciudadano a un liberalismo profundo y a una defensa de la pedagogía como arma para cambiar las cosas.

    La oscuridad cultural y política de la época que asfixiaba nuestra Universidad le exigió dos veces renunciar a su cátedra, poner en peligro su futuro y su supervivencia económica para poder defender sus convicciones, la libertad de cátedra, la del pensamiento.

    Decepcionado por el fracaso del sexenio revolucionario siente que el compromiso de los llamados a cambiar las cosas se rindió sin luchar, sin dejar huella: “¿Qué hicieron los hombres nuevos? ¿Qué ha hecho la juventud? ¿Qué ha hecho? Respondan por nosotros el desencanto del espíritu público, el indiferente apartamiento de todas las clases, la sorda desesperación de todos los oprimidos, la hostilidad creciente de todos los sentimientos generosos… ha proclamado la libertad y ejercido la tiranía; ha consignado la igualdad y erigido en ley universal el privilegio”.

    Qué enorme sarcasmo la actualidad de estas palabras todavía. Se pone a trabajar cuando ha perdido por voluntad propia su trabajo y, convencido de que solo la dignidad que puede conseguir la formación traerá cambios profundos, en cada día a día y cada esfuerzo, abandona todas aquellas actitudes que otros eligen para cambiar las cosas. Su mejor esperanza está en la escuela y a mejorar su país consagra esa esperanza de conseguir un hombre libre a partir de la educación interior.

    No ceja en este empeño ni en los momentos en que todos dudan. Su optimismo contenido con la firmeza de una serenidad indestructible le obliga a disentir de todos los atormentados por el desastre del 98 y proponer su solución frente a las que vienen impulsadas por el desaliento. “En los días críticos… es más cómodo para muchos pedir alborotados a gritos ‘una revolución’ ‘un Gobierno’, ‘un hombre’, cualquier cosa antes que dar en voz baja el alma entera para contribuir a crear lo único que nos hace falta. Un pueblo adulto”.

    El paradigma del pecado
    Y por ello creó la Institución Libre de Enseñanza, para empezar a desterrar las creencias que solo sirven para acentuar las diferencias entre seres humanos, para enseñar a pensar activamente, para buscar tan solo aquella verdad que utilizase la curiosidad, el pensamiento y la ciencia , para educar en profundas convicciones de comprensión y convivencia, para ofrecer a cada ciudadano todas las oportunidades que merece, para que nadie sea discriminado por su sexo, su color o su religión o sus ideas.

    Intentó con el Boletín de la Institución Libre de Enseñanza que se acercara la posibilidad de conocer y dialogar, que todos los que estaban aportando algo para el desarrollo de la humanidad tuvieran también entre nosotros su lugar, impulsó la Residencia de Estudiantes, la Residencia de Señoritas, el Instituto Escuela, la Junta para la Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas. De todo queda huella física y ética.

    Estas convicciones en las que hoy todos podemos reflejarnos fueron terriblemente perseguidas. Al acabar la Guerra Civil se convierte a la ILE en el gran paradigma del pecado. Todos aquellos asesinos de sueños, los enemigos de la libertad, convirtieron un proyecto de justicia y de diálogo en un enemigo que debía ser destruido. Pasaron demasiados inviernos hasta que conseguimos componer la más ambiciosa construcción de proyecto común. También tuvimos que reencontrarnos y que reconocer en nuestro origen lo mejor de lo que habíamos sabido componer. Y así fuimos recuperando muchas cosas, maestros olvidados y proyectos que esperaban a ser recuperados.
    También recuperamos a Giner y a su obra aunque no sé si a su espíritu del todo.

    Ruidos sin ideas
    Hoy, cien años después, cuando tantas cosas son nimias y efímeras, podemos constatar que permanece la vigencia de todo lo que representó y también de que, a pesar de congresos, artículos y reediciones, no está la sociedad interesada en ese sueño del florecer de España.

    Nuestra crisis no es solo económica y coyuntural, porque tiene mucho de derrota moral. Giner no nos permitiría el abandono ni el amargo sabor de la derrota. A cada error debe seguir un nuevo intento de construir aquella sociedad que pueda poseer un pueblo adulto.

    La educación sigue siendo esa aventura que convierta en orquesta todos los instrumentos distintos que somos cada uno. Poca cosa sonar por separado, ruidos, a veces bellos, dentro de muchos otros. Ruidos que pugnan por imponerse. Una pelea a viva voz pero sin debate crítico, sin ideas. El proyecto de mejorar al hombre, que nunca estará falto de conflicto, nos exige otra cosa.

    Para Giner esa actitud era importante, la atención a lo nuevo y lo valioso. Solo dos meses antes de morir, en la Navidad de 1914, regalo a los hijos de sus amigos y de sus colaboradores y discípulos la primera edición de un libro nuevo, recién editado, que había escrito Juan Ramón Jiménez y que se llamaba Platero y yo. El poeta, conmovido, escribió pocos días después de su muerte: “Parece que hubiese ido encarnando cuanto hay de tierno y de agudo en la vida: la flor, la llama, el pájaro, la cima, el niño… Ahora tendido en su lecho cual rio helado que le corriera por dentro, es el camino claro para el recorrido sin fin”.
    Un hombre muy querido para mí y, uno de los mejores alumnos de Giner, Rafael Altamira, evocaba en sus últimos años su figura y su influjo mientras escuchaba la pieza musical que ambos preferían, La Pasión según San Mateo de Bach.

    Desanimado por las circunstancias de la guerra y el exilio se ha dejado vencer por el desaliento momentáneamente, como nos explica en Confesión de un vencido, pero decide renovar su compromiso con el futuro y con la convivencia al recordar todo lo aprendido y los ideales con los que Giner alimentó todas sus clases y paseos, los proyectos que forjaron juntos.

    El mejor homenaje para un hombre que caminó por delante de la Historia sería conjurarnos para recuperar aquella fe maravillosa que hemos utilizado y luego abandonado tantas veces, que señala el camino hacia ese mito viejo pero nunca alcanzado de Libertad, Igualdad, Fraternidad. Tendremos que coserle las costuras, abandonar sus primitivos signos de violencia, pero educar y educarnos hasta conseguirlo.

    PUBLICADO EN ATLÁNTICA XXII Nº 38, MAYO DE 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *